Chalecos para moto

Al igual que los cascos, los chalecos nacieron para un fin: proteger al motorista. Más que un simple accesorio de vestimenta, este artículo es vital cuando se trata de montar una moto. Incluso los motoristas más experimentos cometen errores, aunque no siempre quieran hablar de ello, y el más común en una moto es una caída. Todo estará bien siempre y cuando este vaya protegido, cosa que no se ve tan a menudo como debería.

No es casualidad que en muchos países del mundo se estén modificando las leyes de tránsito, haciendo obligatorio el uso de chalecos. El casco protege, pero la cabeza no es la única parte vital de tu cuerpo. Es común observar a principiantes utilizando el casco como medio de protección, únicamente el casco. Sin embargo, cuando se piensa en un posible accidente de tránsito no es muy prometedor el resultado cuando no se porta el equipo completo.

Es por esto que es importante dar un vistazo a la amplia lista de productos para protegerte sobre la carretera. Nadie quiere imaginarse en una situación difícil, pero es mejor estar preparados, de aquí el dicho “espera lo mejor, prepárate para lo peor”. Utilizar herramientas útiles y de calidad permite sentir una preocupación menos y por lo tanto estar más confiados sobre el vehículo y poder disfrutar más tranquilamente el viaje.

LOS CHALECOS PARA MOTO MÁS VENDIDOS

Si estas comparando chalecos para comprar una opción barata y de calidad, hecha un vistazo a esta lista de los más vendidos en 2018.

137,15
Ver
Amazon.es
Envío gratuito
117,00€
1 Nuevo Desde 117,00€
Ver
Amazon.es
Envío gratuito
39,70€
2 Nuevo Desde 39,70€
Ver
Amazon.es
Envío gratuito
41,99€
75,58
1 Nuevo Desde 41,99€
Ver
Amazon.es
Ver
Amazon.es
Envío gratuito
Última actualización: 20 septiembre, 2020 10:37 pm

Tipos de Chalecos

Hay una gran variedad en estos artículos, como los clásicos que llegan hasta los hombros, los que tienen mangas largas y los que tienen gran cantidad de bolsillos. Lo más relevante a considerar es que un buen chaleco es aquel que no te estorba, sino que te ayuda. La cantidad de bolsillos dependerá del uso que quieras darle, el largo de la prenda dependerá de qué otros accesorios utilizas y la cualidad térmica estará determinada por la zona en que la utilices.

¿Para qué climas está pensada esta prenda?

Para cualquier clima, ya que en climas cálidos puede ser utilizada sin problemas, sobre cualquier prenda. Eso sí, en climas fríos la recomendación es que comprar una talla más grande, para que pueda usarse sobre cualquier prenda gruesa. El material más común es de cuero vacuno, por lo que se debe tener un cuidado especial con esta prenda. También se puede escoger uno de material sintético con la misma calidad, para aquellos que prefieran no usar cuero natural.

¿Cómo elegir el más adecuado?

Debido a que existe una gran variedad se tiende a escoger el más equipado, lo que puede terminar en una compra aparentemente útil pero poco utilizada. Por esto es sabio pensar en qué es lo que realmente se necesita y cómo este artículo complementará la vida diaria. No obstante, hay muchas formas de personalizar el vestuario colocándole parches, cintas y botones, por lo que el estilo no debe ser una preocupación.

La clave fundamental es la comodidad, y una buena forma de escoger el que más se adapte a tus necesidades es escoger la talla correcta. Ya que las tallas son bastante precisas, es recomendable hacer una pequeña autoevaluación para saber más sobre la prenda a utilizar, y así evitar la incomodidad de una prenda demasiado ajustada. Un buen truco es medir las chaquetas propias antes de comprar un chaleco, y dependiendo del uso que se le dará, escoger una talla más grande.

¿Es realmente importante utilizar un chaleco?

Esta es una pregunta bastante simple y su respuesta es obvia: Sí. Nunca se sabe lo que puede ocurrir sobre la carretera y es de personas responsables estar preparados para cualquier eventualidad. Estar protegido no debería ser una opción sino una necesidad, y desde el momento en que empieces a incluir este accesorio a tu rutina diaria sabrás que estás contribuyendo a tu seguridad.

Ahora bien, más allá de pensar en ella como una herramienta protectora, puede considerarse igualmente como una prende de vestir altamente práctica, convirtiéndola así en una gran herramienta del día a día. Y como ya se mencionó anteriormente, es fácilmente personalizable para adaptarla al usuario y así este se sienta no solo seguro, sino también cómodo.