Motos eléctricas en el 2018

Las motos eléctricas son el reflejo de una revolución tecnológica que continúa envolviendo al mundo del ciclomotor. Se trata de modelos de scooters cuyo motor eléctrico no funciona a base de gasolina, sino de energía eléctrica, cumpliendo así con su principal característica, ser amigables con el ambiente, pues no emiten gases ni ruidos estruendosos, responsables de la contaminación atmosférica y sonora.

Desde 1960 hasta la actualidad, estas motocicletas han ganado terreno en el mercado, ya sean para comprar o para alquilar. Incluso, los grandes fabricantes de vehículos a dos ruedas, tales como Harley Davidson, BMW, Honda, Yamaha, entre otros, han lanzado sus propuestas, unas más innovadoras que otras.

Lo cierto es que cada vez son más las motos eléctricas que se observan circulando, especialmente en las ciudades, donde resultan perfectas por su practicidad, comodidad y autonomía con respecto al recorrido diario, el cual se estima entre 70 y 100 kilómetros de recarga.

Para mayor confort, una amplia variedad de motocicletas eléctricas no requiere tramitar el carnet especializado para motos, basta con tener la permisología tipo B, como la que utilizan los coches o una licencia para llevar ciclomotores de hasta 125 cc.

Funcionamiento de las motos eléctricas

Lo primero que hay que aclarar es que como su nombre lo indica, las motos eléctricas no requieren combustible para funcionar, sino energía producida por una batería. Su motor carece de piezas de contacto, lo que hace sus mecanismos mucho más sencillos y sin requerimiento de mantenimiento. En tal sentido solo es necesario conectar la moto a una toma de corriente, tal y como ocurre al cargar un teléfono celular.
Se estima que en un lapso de cinco horas la batería de una scooter eléctrica logra la totalidad de su carga, esta puede realizarse mediante dos opciones. La primera es utilizando el cable de conexión que sale de la moto y que debe ser conectado a un enchufe de pared, mientras que la segunda forma es a través de una batería extraíble.
Dentro del sistema de funcionamiento de las motocicletas eléctricas se encuentra el controlador, una pieza fundamental que se encarga de transformar la corriente continua en alterna, produciendo así el encendido del motor.

motocicletas eléctricas

Las 6 mejores motos eléctricas del mercado

Desde hace una década las marcas más reconocidas del ciclomotor han enfocado sus esfuerzos en fabricar sus prototipos de motocicletas eléctricas, lo que ha diversificado las opciones en el mercado. Los diseños, estilos, formas y colores varían dependiendo de los gustos, sin embargo, a continuación, ofrecemos una lista de las que han sido calificadas como las 6 mejores motos eléctricas del mundo, aunque que sea una moto mejor o peor depende también de lo que busques.

La marca líder de Estados Unidos, Harley Davidson no podía perder terreno en la gesta de las motocicletas eléctricas, dando a conocer su modelo Livewire con su motor trifásico de unos 55Kw, capaz de lograr una velocidad de 0 a 100 Km/h en solo 4 segundos. Pero como una Harley Davidson sin sonido no es algo concebible, la marca se las ingenió para agregar un sonido muy sutil y particular que no corresponde a ninguna otra moto en el planeta.

Hablar de tecnología de punta es sinónimo de la BMW MotorradVisionNext 100 que cuenta con un mecanismo inteligente, que incluye un traje, para adaptarse a diferentes temperaturas, vibrar ante cualquier peligro, lograr un autobalance que mantiene la verticalidad de la moto, minimizando el riesgo de caídas. Además tiene un visor conectado que provee al conductor información completa sobre su campo visual.

Otra de las opciones es la Vespa Elettrica, con un diseño que conserva el estilo que caracteriza a la marca, combinando su practicidad y agilidad con los modernos mecanismos eléctricos. A la lista se suma la moto Vectrix con una autonomía de 80 kilómetros, pero que podría duplicarse con la incorporación opcional de una batería de ion-litio. Esta scooter puede lograr una velocidad máxima de 100 km/h.

La Yamaha PES2 es una scooter que cuenta con un sistema de dos motores, uno situado en el centro, y otro en la rueda delantera, a fin de mejorar el rendimiento y la regeneración de energía, lo que la hace ideal para viajar en carretera. Por último, pero de gran relevancia, encontramos a la marca Zero Motorcycle con su modelo S, cuya autonomía es de 250 kilómetros y una velocidad promedio de 110 Km/h.

Motos eléctricas versus motos de combustión

La principal ventaja de las motos eléctricas, sin duda alguna, es que no requiere el uso de gasolina para su funcionamiento, abriendo paso a una fuente de energía eléctrica que no solo resulta amigable con el ambiente, sino que además representa un ahorro del 80% de los gastos anuales por concepto de combustible. El aprovechamiento energético y la eficiencia resulta un 60% superior en las motocicletas eléctricas que en las de combustible, esto se debe a que gran parte de energía de la gasolina se desaprovecha al convertirse en calor como consecuencia de las fricciones.

Aunque los precios de una moto eléctrica son más elevados que las convencionales de gasolina, esta inversión es compensada por sus bajos costes de mantenimiento, lo que al final se traduce en ahorro, siendo esta otra de sus ventajas. Con las scooters eléctricas no es necesario preocuparse por revisiones periódicas, cambios de aceite, limpieza de bujías, entre otras reparaciones, simplemente se requiere remplazar una batería cada dos u ocho años, que es la durabilidad aproximada, dependiendo de su marca.

Por lo que respecta a la autonomía, las motos de gasolina ganan un punto sobre las motocicletas eléctricas, ya que las primeras resisten más, antes de requerir recargar combustible. Por esta razón, las scooters eléctricas resultan perfectas para los desplazamientos en las ciudades, mientras que las tradicionales de combustión son más funcionales a la hora de emprender un viaje.

Muchos son los beneficios de las scooters libres de diesel, y muy a pesar de la resistencia de los clásicos amantes de las motocicletas, todo parece indicar que las motos eléctricas son el futuro del mundo sobre dos ruedas, basta con echar un vistazo al tráfico de las principales ciudades europeas, donde estos vehículos ecológicos, modernos y de alta tecnología son cada vez más comunes.