Iniciarse en el mundo de la moto

Ningún comienzo es fácil, todas las actividades nuevas que se deciden llevar a cabo representan un reto que se debe enfrentar. Hoy, nos planteamos el reto de comenzar a montar en moto y decidimos dar algunos útiles consejos para aligerar tus pasos hacia el dominio absoluto de las dos ruedas. Si planeas comenzar a utilizar una moto como medio de transporte para ir al trabajo o simplemente quieres dar algunos paseos por la ciudad pero tienes miedo de terminar estrellado contra el pavimento, estos son los tips que debes conocer:

Utiliza el equipamiento adecuado

Es imprescindible utilizar un casco. Si bien hay todo un conjunto de equipamiento necesario, el casco es lo más importante, pues protege la cabeza y el cerebro ante cualquier golpe que pudiera causar lesiones graves. No todos los cascos funcionan para todas las personas, así que deberás encontrar uno que se ajuste a tus necesidades, que proteja completamente tu cabeza y cuello y que al mismo tiempo permita un campo de visión suficiente para estar prevenido y atento al camino.
Por otra parte también conviene vestir una chaqueta, esta protegerá tu torso al igual que tus órganos internos en caso de cualquier accidente. Las chaquetas de motociclista están hechas de materiales especiales, como el kevlar (sí, el mismo de los chalecos antibalas). Además, las chaquetas también se usan para la protección de los factores climáticos, como el sol, la lluvia, el calor, la humedad. Deberás tener en cuenta todos esos aspectos para comprar la chaqueta ideal.
Los guantes, botas y pantalones de motociclista proveen protección para las manos, pies y tobillos, caderas y rodillas, respectivamente. De ahí que también funcionan para mejorar el agarre, la comodidad y hacer el viaje más seguro.

Conoce la moto

Es importante familiarizarse con los controles básicos antes de montar en moto debido a que en la práctica se pueden necesitar reacciones rápidas y si no se está familiarizado con los controles esto puede ser peligroso.
Como regla general: la parte izquierda de la moto controla los cambios y la parte derecha controla la aceleración y los frenos.
Palanca de embrague y cambio de marchas:
En el lado izquierdo del manillar está la palanca de embrague que se usa para hacer los cambios. El cambio de marchas se encuentra comúnmente cerca del pie izquierdo y sirve para subir o bajar de marcha mientras halas la palanca de embrague.
Acelerador y frenos:
El acelerador se encuentra en el lado derecho del manillar y se usa para acelerar. El freno de mano, que aplica los frenos a la rueda delantera, es la palanca que está justo delante del acelerador. La palanca que se encuentra cerca del pie derecho funciona como el freno trasero.

Monta la moto

Si nunca te has sentado en una moto la primera vez puede ser un poco aparatosa, sin embargo, esta es la mejor forma de familiarizarte con la moto y conocerla por completo. Para montar la moto debes:
Colocarte al lado izquierdo de la moto.
Pasar tu pierna derecha por encima del asiento.
Plantar ambos pies de manera firme en el suelo.
Utilizar el freno delantero para ayudar a estabilizar la moto.
Quitar el paral (pata de cabra) de la moto.
Sentarte en el asiento.
Poner la llave en la ignición.
Asegurarte de que todas las palancas y frenos son alcanzables de manera cómoda.

Iniciarse en el motorismo

Conduce

Ahora que has tomado en consideración tu seguridad, conoces la moto y estás montado en ella, ha llegado el momento de conducir.
Primero que todo debes encontrar la marcha que se denomina “neutro”, esta se encuentra entre la primera y la segunda marcha. Neutro es la posición regular del cambio de marchas, antes del neutro está primera y después del neutro está desde la segunda hasta la quinta o sexta marcha, dependiendo de la moto. Los cambios de marcha hacia arriba se hacen poniendo tu pie por debajo de la palanca de cambios y levantando el cambio de marchas. Los cambios de marcha hacia abajo se hacen colocando tu pie sobre la palanca de cambios y presionándola hacia abajo.

Presiona la palanca de embrague

Pisa la palanca del cambio de marchas repetidas veces hasta que te encuentres en primera.
Coloca tu pie debajo de la palanca de cambios.
Sube lentamente la palanca de cambios hasta que haga clic. La palanca debería estar medio levantada.
El indicador neutral de color verde se prenderá si estás en neutro, sino, debes repetir el proceso hasta que lo consigas.
Enciende la moto y suelta la palanca del embrague poco a poco para que la moto vaya tomando velocidad.
No despegues tus pies de la carretera por completo, debes practicar el equilibrio.
Después de una recta, presiona el freno y al detenerte coloca tu pie en el piso para evitar caerte.

Practica en lugares abiertos y sin tráfico

De manera que minimices las posibilidades de accidentes. Cuando ya hayas dominado la moto y tengas un buen sentido del equilibrio comienza a practicar haciendo más cambios de marchas y sin los pies sobre el suelo.
También deberás practicar los cruces, para ello, las recomendaciones son:
Disminuye la velocidad antes de cruzar. No frenes ni aceleres mientras cruzas.
Mantén tu cabeza en alto y mira. Gira el manillar en la dirección que quieras ir.
Acelera lentamente cuando vayas terminando de cruzar para adquirir velocidad nuevamente.
No mires al suelo mientras cruzas. La moto seguirá tu mirada.
Trata de ir al lado contrario del que intentas cruzar y cuando salgas de la curva, inclina tu cuerpo hacia atrás para que la moto se ponga derecha. Cruzar no se trata sólo del manillar sino de la inclinación del cuerpo.

La práctica hace al maestro, así que entre más practiques mejor lo harás.
Recuerda que antes de circular en una moto deberás tener tu carnet de conducción. No olvides que la seguridad es primordial y que la idea de montar en moto es disfrutar el paseo en dos ruedas.
¡Adelante motero, la carretera te espera!